LlamarContactar

Desde la Caleta de Sebo hasta las Agujas Grandes, pasando por la playa de las Conchas y Pedro Barba, recorrer a pedales la Graciosa es una experiencia única.

Dicen que se trata de la única isla europea habitada que no conoce el asfalto. Sus apenas 700 habitantes, en unos 29 kilómetros cuadrados, viven en casitas blancas ajenos a la polución y los ruidos.

La Graciosa es la isla más grande del archipiélago Chinijo, considerado espacio natural protegido y constituye la reserva marina más grande de la Unión Europea junto con los islotes de Alegranza, Montaña Clara, Roque del este y Roque del Oeste.

Pero si pedalear no es lo tuyo y el maillot amarillo tampoco, siempre puedes acercarte a la octava isla en Líneas Romero, empresa que realiza en barco los desplazamientos desde Lanzarote, bajo la impresionante mirada de los riscos de Famara, y que fundada en 1930 fue la primera empresa marítima de correo postal, para atravesar a pie los innumerables senderos de playas vírgenes, aguas turquesas y puros paisajes volcánicos disfrutando del sonido del viento, del mar y de las pardelas.

Y quién sabe, si como dice alguna leyenda que surca por esos lares, encuentras el tesoro escondido por una goleta inglesa ante el asedio de los piratas berberiscos en la playa de las Conchas.

Recommended Posts

Dejar Comentario

Contactar

Start typing and press Enter to search