LlamarContactar

Entre las rocas de arcilla amarilla se levanta el pueblo de Tajao, un lugar mágico arrullado por el mar que baña toda su costa de montañas esculpidas por antojo del viento. Al sur de Tenerife, en Arico, se erige este singular paraje, habitado por apenas cien personas que duplica su afluencia durante los meses de verano.

Sin embargo, la  calma y tranquilidad de sus cuatro calles se han visto interrumpidas en los últimos años por la presencia de miles de  visitantes de dentro y fuera de la isla que acuden a este lugar en busca del mejor pescado fresco.

Tajao se divide a su vez en dos partes: San Miguel de Tajao, que es el núcleo principal del pueblo donde se asienta la mayoría de los restaurantes de pescado y marisco  y Las Arenas, una zona al oeste que guarda casi su estado originario, lejos del bullicio dominical.

Casi todo el mundo conoce su oferta gastronómica, pero casi nadie ha oído hablar de las miles de historias que guardan celosas sus altas montañas. La Playa de Melchor es una de ellas. Cuentan los viejos del lugar que en el macizo rocoso que se eleva en mitad de la playa principal, un señor llamado Melchor acostumbraba a ir a pescar. Un día, relatan, el vecino se encontraba subido a la roca pescando y la marea comenzó a subir imposibilitando la salida del mismo. Durmió allí toda la noche.Y desde entonces, esta playa lleva su nombre.

Las cruces de la loma. En las faldas de la playa de La Sardina (conocida así entre sus habitantes por su forma) se ubica una cueva natural a la que solo se puede acceder a pie. Cuando baja la marea se forma una playa pequeña de arena negra por donde apenas entra la luz. Los vecinos narran que una pareja de enamorados se encontraba una tarde en este lugar, sin prever que la marea los dejaría incomunicados encontrando allí la muerte. Desde entonces y en la loma que vigila esta cueva hay dos cruces de madera en señal de homenaje a los novios.

La cantera natural de piedra es otra de los lugares mágicos y cuentan los mayores de Tajao que muchos barcos atracaban detrás del puerto para llevarse la losa chasnera que extraían de su interior.
Tajao tiene una fuerza telúrica que se agudiza de noche. Por ello, es normal ver a gente que acude a contemplar las estrellas, o en busca de algún avistamiento, pues la energía que se concentra en esta zona es muy alta.

Fuente: Jorfailde

Recommended Posts

Dejar Comentario

Contactar

Start typing and press Enter to search

teide_erupcion_cuando