LlamarContactar

Cuando los americanos decidieron que querían llegar a la Luna eran muchos los preparativos que tenían que afrontar antes de plantar la bandera en el Mar de la Tranquilidad. Para empezar, tenían que ver si eran capaces de mandar a un hombre al espacio y devolverlo a casa de una pieza. Y después, ver si eran capaces de lograr que orbitara la Tierra. Y, a ser posible, que también volviera de una sola pieza.

A grandes rasgos, podemos decir que este era el objetivo del primer gran programa de la Nasa: el Mercury.

Y claro, el que hubiese una nave con un hombre dentro orbitando la Tierra implicaba la necesidad de utilizar una red de comunicación mundial que permitiera mantener un contacto constante con él. Fruto de esta necesidad, nace en 1961 el centro espacial de Canarias.

Situado a pocos kilómetros de Maspalomas, esta estación era una de las 14 estaciones que formaban parte de la red Mercury y su misión era el seguimiento y control de los vuelos a su paso por este lado del planeta.

Cada vez que los John Glenn, Wally Schirra, Gus Grissom, etc, pasaban orbitando por Canarias, esta estación funcionaba como “repetidor” de las comunicaciones entre ingenieros y astronautas y enviaba todos los datos de telemetría que enviaba la cápsula a Cabo Cañaveral.

buzz aldrin en canarias

El astronauta Buzz Aldrin en Maspalomas

Cuando en 1963 finalizó el programa Mercury, la estación de Maspalomas continuó con su labor también en los programas siguientes de la NASA: Gémini y Apolo. De hecho, el 21 de julio de 1969, mientras Neil Armstrong daba ese pequeño salto que le convertiría en el primer humano en la Luna, un grupo de médicos controlaban su ritmo cardiaco y pulsaciones desde una habitación de la estación de Maspalomas.

La estación seguiría cumpliendo su labor para la NASA durante el resto de misiones Apolo y algunas más hasta 1975, año en que los americanos deciden cerrarla.

Pero la historia de esta estación no había hecho más que empezar. En 1979 es reabierta por el INTA (Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial) y vuelve a la labor para la que fue concebida: el seguimiento de naves que orbitan nuestro planeta. Satélites, principalmente.

En la actualidad, la institución se encarga de la recepción, proceso y archivo de datos e imágenes, adquiridas por los satélites de observación de la Tierra de diferentes agencias espaciales, como ESA, NASA y JAXA, y posee un importante papel en el seguimiento de satélites de comunicaciones españolas.
Fuentes fotos: Canary Zone y Billy Brown

Recent Posts

Dejar Comentario

Contactar

Start typing and press Enter to search

barraquito