LlamarContactar

– Qué dulce hablas, qué cariñoso. ¿Eres venezolano? espera no, ¿cubano?

– No, soy canario. (esta respuesta no varía si estás en Canadá o en China)

Seguramente si eres canario o has adoptado este dialecto por vivir o estar en contacto con canarios has experimentado lo que se siente ante estas preguntas.

Esta similitud es debida al seseo generalizado, a la aspiración de la -s, a nuestra pronunciación relajada, a la presencia del yeísmo y a la pronunciación sonorizada y adherente de la -ch. Y quizás, también, porque la mayoría sabemos quién es la reina de la salsa por excelencia (Celia Cuz) y es muy habitual que nos confundan con el dialecto caribeño, hablado en Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela, el norte de Colombia y Panamá.

Y es que el acento canario es una variedad dialectal llamada “modalidad atlántica” y es muy parecida a la de los hispanohablantes americanos. Aunque también poseemos expresiones muy propias, que nos caracterizan y son muy difíciles de identificar por alguien que no conoce el habla canaria: ños, arrállate un millo…

En la actualidad, la mayoría de habitantes del archipiélago – más de dos millones de personas-, somos dulces y cariñosos hablando. Eso no significa que no tengamos mala leche, solo que mandamos a la gente pal carajo en plan más bonito.

Aparte de nuestro acento, está nuestro vocabulario. Coello, Bacallado, Fariña, Leal, Mora, Perera, Tejera, Yanes… No es casualidad que conozcas a más de un canario cuyo apellido sea este. Y es que léxicamente, el dialecto canario está influenciado por el portugués.

Pero también por el inglés, francés y el árabe debido a nuestra situación geográfica y haber sido lugar de paso de todo aquel que tenía un barco a lo largo de la historia. Algunas de esas palabras fueron adaptadas por los locales y algunas hacen referencia incluso a reyes ingleses como es el caso de King Edward  en canario Kinegua o Quineguar (variedad de papas).

Y, por supuesto, también están esas palabras de los antiguos aborígenes que aún se mantienen vivas. Sobre todo en forma de nombres propios: Ayoze, Tacoronte, Aguere…

Mi niño, aquí tranco. (Fin)

 

Recommended Posts

Dejar Comentario

Contactar

Start typing and press Enter to search

la santa lanzaroteNASA EN CANARIAS